\uf1ad

Historia de Balzers La historia de éxito de los recubrimientos Balzers

Historia de Balzers

Lo que comenzó en 1946, hoy en día es una empresa con 4600 empleados. La pasión por la innovación continúa.

En 1946, el profesor Max Auwärter tuvo una idea para hacer que la tecnología de capa fina al vacío, en aquel momento una desconocida para la mayoría, pudiera usarse a escala industrial.

Para la fundación de «Gerätebauanstalt Balzers» pudo contar con el apoyo del Príncipe Franz Josef II y el industrial suizo Emil Georg Bührle. Lo que no tenía, sin embargo, eran los sistemas y equipos necesarios para poner en práctica su idea. Sin dudarlo, comenzó a desarrollarlos y a producirlos él mismo. Hoy en día, la antigua «Gerätebauanstalt Balzers» se llama Oerlikon Balzers, emplea a casi 4600 personas y forma parte del segmento Surface Solutions del Oerlikon Group. La sede central de la empresa continúa situada en la pequeña ciudad de Balzers en el Principado de Liechtenstein.

Emprendimiento y ciencia

La historia del visionario profesor Auwärter es, en cierto modo, un símbolo de la empresa. Hallar soluciones a preguntas que la industria (aún) no ha resuelto; esta es la esencia de Balzers y parte de su ADN, al igual que el valor de poner en práctica estas ideas. Oerlikon Balzers lleva innovando y haciendo historia desde 1946.

El espíritu emprendedor y una sed de investigación son lo que definen a Oerlikon Balzers, la combinación de estas dos cualidades ha llevado a un éxito ejemplar. Más de 100 empleados, la mayoría de ellos en Liechtenstein, están dedicados en exclusiva a tareas de investigación y desarrollo. Sin embargo, no viven en una torre de marfil, si no que trabajan a la vanguardia de sus disciplinas científicas, publican con regularidad y son consultados como expertos en congresos especializados a nivel mundial. Esto garantiza una amplitud de miras, así como el compromiso con la industria.

Los recubrimientos de protección que ayudan a proteger el medioambiente

El profesor Auwärter fabricó recubrimientos de protección solar y antireflectante para gafas y lentes de cámaras, así como películas delgadas para aplicaciones electrónicas. El desarrollo de los recubrimientos PVD (PVD = deposición en fase de vapor por proceso físico) comenzó en 1974. El hito se produjo en 1978 con la marca de recubrimientos BALINIT, que continúa siendo la línea de actuación principal de Oerlikon Balzers hoy en día, junto con novedosos desarrollos adicionales.

En 2011 se introdujo un nuevo hito tecnológico con la tecnología patentada S3p, un proceso de alta tecnología que revolucionó el mercado de los recubrimientos bajo el nombre comercial de BALIQ™. Incluso los plásticos pueden recubrirse con las innovaciones desarrolladas por Oerlikon Balzers. Con el ePD™, se introdujo un proceso recién desarrollado para la metalización de piezas de automoción de plástico, que proporciona a los plásticos el popular aspecto cromado, lo que hasta entonces solo podía lograrse con la electrodeposición. Además, el ePD™ logra esto sin usar ninguno de los productos químicos tan cuestionados que se requieren para la electrodeposición.

Las soluciones de Balzers siempre tienen que ver con combinar la reducción del desgaste con el aumento de la eficacia; ya sea para motores de fórmula 1, turbinas de aviones, segmentos de pistones para la industria automotriz, instrumentos de precisión, o para las herramientas utilizadas por los sectores de procesado de plásticos y metales. Al final, el aumento de la eficacia y la reducción del desgaste significan reducir el uso de sustancias perjudiciales y conservar los recursos. Mientras que la sostenibilidad, la tradición y la innovación pueden ser únicamente las palabras de moda para algunos, los empleados de Oerlikon Balzers se enorgullecen de que su empresa y su trabajo diario se basen en estos valores.

 

Contacto